Doctorado en Estudios Territoriales

Centro de Investigaciones Interdisciplinarias sobre Desarrollo Regional 

ciisder logo

Doctorado en Estudios Territoriales (DET)

 

La sociedad del nuevo siglo presenta problemas sociales, económicos, poblacionales, ambientales y culturales que han alcanzado una sorprendente complejidad.

Esto pone las bases para impulsar una nueva iniciativa de formación de recursos, el Doctorado en Estudios Territoriales, el cual otorga un perfil suficientemente amplio como para garantizar el acceso a diferentes tipos de profesionistas interesado en el análisis de las manifestaciones espacio-temporales de los problemas sociales. Las áreas teóricas y las líneas de investigación bien definidas y con proyectos en marcha, otorgan precisión, identidad y rumbo académico al Doctorado en Estudios Territoriales.

El Doctorado tiene su base en el Modelo Humanista Integrador Basado en Competencias, en virtud de que el posgrado, por ser de investigación, privilegiará las discusiones teóricas y metodológicas necesarias para el análisis de los problemas sociales y territoriales. Al ser la investigación una ruta para la búsqueda de respuestas, se promoverá el desarrollo en los alumnos del doctorado un alto nivel de competencia para la indagación en temas de frontera, así como el desarrollo de habilidades y destrezas para el análisis y la búsqueda de alternativas que permitan a la sociedad generar soluciones a las problemáticas de índole territorial. Por tal razón, el programa fomenta el diálogo con la interdisciplinariedad y el respeto a la pluralidad en los métodos y metodologías de investigación, para tratar de construir en la práctica un conocimiento in-disciplinado que permita el abordaje de lo múltiple, lo diverso, lo cambiante, al mismo tiempo que lo generalizable, lo constante y lo universal.

El propósito es lograr el análisis y entendimiento de los procesos territoriales desde una perspectiva dinámica, pluridimensional y comprehensiva, que permita mostrar la forma en que se construye y estructuran los territorios por actores e instituciones sociales que ponen en juego diferentes escalas de acción. El territorio, entonces, es concebido aquí como “el punto de contacto entre los discursos, percepciones, lenguajes, trayectorias, rutinas, representaciones y las vivencias, acontecimientos o estados relacionales de diferentes entidades que accionan lo social” (Rozga y Hernández, 2010). Es, en síntesis, un ente complejo, relacional, diferenciado y dinámico en temporalidad, en donde actúan agentes de diversa índole: humana, institucional, política, económica, ecológica. Su comprensión, pues, no es fácil y eso hace necesario formar doctores en Estudios Territoriales, capaces de dar cuenta de esa compleja, variada y múltiple relación.